¿Su gato está realmente letárgico?

El gato medio duerme 15 horas al día, y ese número es aún mayor en el caso de los gatos y gatitos mayores. Sin embargo, si nota que su gato está durmiendo más de lo normal, es posible que esté letárgico. Las causas del letargo pueden variar desde el aburrimiento hasta un signo de enfermedad, por lo que es muy importante que los dueños de gatos conozcan los signos de un problema mayor. A continuación encontrará una lista de posibles razones para el letargo de su gato y otros síntomas que debe tener en cuenta. Edad: Naturalmente, un gato mayor va a estar más cansado, especialmente después de hacer ejercicio o jugar. A menos que note otros síntomas, esto es completamente normal para un gato mayor. Anemia: Las encías y la lengua pálidas son signos de que la dieta de su gato carece de nutrientes esenciales y de hierro. Artritis: Tiene sentido que un gato que sufre de dolor articular severo prefiera pasar el día en la cama. Cáncer: Los gatos son buenos escondiendo enfermedades. A veces hay bultos visibles, pero otras veces es simplemente una falta de apetito y/o apatía. Depresión: Busque un cambio en el estado de ánimo/personalidad, especialmente si ha habido recientemente un cambio importante en la rutina diaria de su gato, como la muerte de un compañero. Insuficiencia renal: Un aumento en la sed y la micción son signos de disminución de la función renal. Obesidad: Los gatos que tienen sobrepeso se cansan fácilmente después de hacer ejercicio o jugar. Típicamente, un cambio en la dieta y el ejercicio ayudará a combatir esto. El letargo puede ser una señal de que algo anda mal con su gato. La mayoría de las condiciones de salud mencionadas anteriormente pueden ser tratadas con medicamentos o con un cambio en la dieta. Dado que los gatos ocultan bien las enfermedades, es importante que veas a tu veterinario lo antes posible si sospechas que algo está mal.

Deja un comentario