Seis maneras de calmar a un perro ansioso

Al igual que las personas, los perros pueden sufrir trastornos de ansiedad. Ya sea que tenga miedo a las situaciones sociales, sufra de ansiedad por separación o simplemente sea una mascota nerviosa, existen varias técnicas para ayudar a calmar los temores de Fido: 1- Las jaulas son consideradas controversiales por algunos, pero con el entrenamiento adecuado, pueden ser una de las mejores maneras de calmar a una mascota ansiosa. La clave para el entrenamiento de cajas es asegurarse de que se haga bien. Esto incluye escoger una caja de tamaño apropiado, equiparla con mantas y otros objetos para hacerla lo más acogedora posible, y familiarizar lentamente a su mascota con la caja usando golosinas y refuerzos positivos. Todo esto ayuda a su perro a ver la jaula como su «guarida», que le proporciona un santuario durante los momentos de mucho estrés. El entrenamiento en jaulas puede ser especialmente útil para perros con ansiedad por la separación que, de lo contrario, podrían causar estragos en su casa e ingerir artículos peligrosos cuando se los deja solos durante largos períodos de tiempo. 2- El ejercicio también puede ayudar a los perros ansiosos. Aunque no es una cura para la ansiedad, la actividad física puede reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo de su perro y centrar su mente en actividades positivas. Correr y jugar son buenas maneras de hacer que su perro sea activo. 3 – El contacto físico puede ayudar a consolar a un compañero ansioso. Al igual que las personas, nuestras mascotas son criaturas sociales y se sienten tranquilas cuando pasan tiempo cerca de sus seres queridos. Estar cerca de su perro durante una tormenta o una visita al veterinario puede ayudar a reducir el estrés. Sin embargo, asegúrese de no hacer un escándalo por su mascota cuando está estresada, lo que puede legitimar su miedo. 4-Mantenga un comportamiento tranquilo para ayudar a una mascota ansiosa. Los perros son expertos en sentir lo que sucede a su alrededor y si usted está tenso o molesto, su mascota puede detectarlo fácilmente. Cuando su líder está ansioso, el perro también se pone ansioso, así que asegúrese de mantener una voz firme y serena alrededor de su mascota. Al tomar la iniciativa y mostrarle a su perro que no tiene nada que temer, usted puede ayudar a aliviar su ansiedad en situaciones estresantes. 5- Tómese un descanso si su perro se pone demasiado ansioso o se pone nervioso. Un tiempo muerto puede ayudar a su mascota a relajarse, aunque nunca debe ser usado como un castigo. En su lugar, lleve a su perro a un lugar tranquilo o a su jaula. También puede distraerlo con una golosina durante este tiempo. 6- Las golosinas y los masticables pueden parecer diferentes a los que alivian el estrés, pero los masticables de larga duración, como los huesos de cuero crudo, también pueden ayudar a tranquilizar la mente de un perro nervioso. Ayudan a mantener a Fido ocupado mientras usted no está en casa y proporcionan la distracción que tanto necesita durante eventos estresantes, como tormentas eléctricas o visitas de nuevos huéspedes. Aunque las técnicas anteriores pueden ayudar a los perros de moderadamente nerviosos a moderadamente nerviosos, las mascotas con ansiedad severa pueden requerir el diagnóstico y tratamiento de su veterinario. Los medicamentos pueden ayudar a controlar la ansiedad de muchas mascotas y un profesional capacitado puede recomendar una combinación de terapias conductuales para ayudar a tranquilizar a su mascota.

Deja un comentario