¿Qué significa realmente mover la cola?

Es sabido que una cola que se mueve es señal de un perro feliz y amistoso, pero muchos dueños de mascotas no saben que este comportamiento cotidiano también puede ser señal de miedo, inseguridad o incluso agresión en nuestros compañeros caninos. Por lo tanto, observar el lenguaje corporal de un perro es crucial para entender si un movimiento es una invitación a jugar o una señal para mantenerse alejado. Los perros originalmente desarrollaron sus colas para mantener el equilibrio. El apéndice no sólo ayudó a los ancestros de nuestros caninos a navegar en curvas cerradas a altas velocidades, sino que también les ayudó a caminar a través de estructuras estrechas, subir y saltar. Con el tiempo, sin embargo, este apéndice práctico se convirtió en un medio de comunicación. Como en cualquier idioma, el meneo de cola tiene su propio vocabulario que ayuda a otros perros a entender la intención detrás del movimiento, y los dueños pueden entender mejor a sus mascotas leyendo estos signos. Para descifrar lo que significa un movimiento, anote la posición de la cola de su perro así como sus movimientos específicos. Por lo general, una cola alta o recta es un signo de alerta o incluso de agresividad; una cola en la mitad de la cola indica una mascota tranquila o neutral; y un movimiento más bajo indica que su perro se siente preocupado o ansioso. Observar los movimientos acompañados de estas posiciones también es importante para entender exactamente lo que su perro está tratando de decir. Un movimiento ligero y rápido a menudo se reserva para saludos amistosos, mientras que un movimiento amplio y amplio es la forma en que su perro demuestra que está contento y no representa una amenaza o un desafío para usted. Un movimiento más lento y más bajo a menudo indica que Fido se siente inseguro, mientras que los pequeños y rápidos movimientos de la cola en una posición alta pueden significar que su perro está emitiendo una amenaza activa. Otras acciones de la cola también pueden comunicar otras emociones. Cuando un perro mantiene la cola horizontal con respecto al suelo, a menudo siente curiosidad por lo que le rodea. Cuando se la mete entre las piernas, está mostrando sumisión o mostrando que está asustado. Los perros también mueven sus colas para ayudar a difundir sus olores únicos de las glándulas ubicadas debajo del apéndice, por lo que los perros más dominantes tienden a llevar sus colas más alto para liberar más olor. Como cualquier medio de comunicación, mover la cola es un comportamiento social y se aprende mucho de otros perros. Los cachorros no empiezan a mover la cola hasta que tienen la edad suficiente para comunicarse con sus compañeros de camada y sus madres, y te resultaría difícil atrapar a un perro moviendo la cola cuando no hay otras criaturas alrededor. Sin embargo, los perros no limitan su cola a hablar con otros perros y la usan para comunicarse con humanos e incluso con otras mascotas. Por lo tanto, conocer la diferencia entre un movimiento alegre y una bandera temerosa es la clave para entender lo que su perro está tratando de decir. Cuando tenga dudas, esté atento a otras señales corporales como músculos rígidos u orejas inmovilizadas para saber cuándo su mascota le está diciendo que se vaya.

Deja un comentario