Qué hacer si su gato se rompe un diente

Si su gato parece estar evitando su plato de comida, y cuando se rinden y comen, parece que lo hacen usando sólo un lado de su boca, eche un vistazo a sus blancos nacarados. Los gatos tienen dientes muy frágiles, especialmente los caninos, que pueden ser susceptibles a las roturas y pueden causar una variedad de problemas y enfermedades. El desajuste de la longitud de los dientes a ambos lados de la mandíbula probablemente signifique una fractura. Además, si un diente presenta decoloración, como una punta rosa, negra o marrón, es posible que su gato tenga problemas dentales que haya que tratar. Los gatos suelen romperse los dientes en saltos que salen mal, donde el gato juzga mal la distancia y termina golpeándose la mandíbula al aterrizar. Los accidentes de coche son otra forma típica de maltratar los dientes de los felinos, así como las peleas de gatos en las que los gatos se rompen los dientes sin querer. Una visita al veterinario es vital si usted sospecha o ve un diente agrietado o roto, ya que las fracturas no sólo pueden ser terriblemente dolorosas, sino que también pueden conducir a graves problemas de salud si se produce una infección. No espere a que se presenten síntomas graves – cualquier rotura de dientes es grave automáticamente y requiere tratamiento. La falta de tratamiento permitirá que las bacterias se filtren en la pulpa sensible debajo de la cubierta del esmalte de un diente roto. Esto hará que el diente muera y el área se convierta en un refugio bacteriano que gradualmente se filtra a través de la parte inferior del diente y ataca la mandíbula. Los vasos sanguíneos formarán una vía para que las bacterias lleguen al resto del cuerpo de su gato, como el hígado, los riñones y el corazón. ¡No es una imagen bonita! No sólo eso, sino que será épicamente doloroso para el gato afligido, ya que la pulpa expuesta es rica en terminaciones nerviosas. Es probable que su veterinario tome radiografías dentales con su gato bajo anestesia para determinar el alcance del problema. Dependiendo de la lesión, el tratamiento puede incluir la creación de coronas para el diente, un tratamiento de conducto o la extracción completa. También se recomienda una dieta de alimentos blandos.

Deja un comentario