¿Qué collar es el adecuado para mi perro?

El collar de su perro es una de las herramientas diarias más importantes que usted usa con su mascota, pero elegir el correcto puede ser abrumador. La selección de un collar o arnés de perro depende de las necesidades individuales de usted y de su compañero canino. Afortunadamente, unas pocas reglas sencillas pueden ayudarlo a tomar sus decisiones. Cuando se trata de controlar Fido, las dos opciones principales son los arneses y los collares. Los arneses pueden actuar como herramientas de entrenamiento efectivas para los cachorros y proporcionar un mejor control sobre los perros propensos a tirar o saltar. También son ideales para mascotas con problemas respiratorios o lesiones en el cuello. Sin embargo, algunos perros se resisten a la sensación de un arnés, y los arneses que se enganchan en la parte trasera pueden alejar la atención de su perro de usted, en lugar de dirigirla hacia usted, cuando usted tira de la correa. Si no tiene ningún problema de tirones o de control durante las caminatas, entonces, una combinación clásica de leash and collar puede ser la mejor opción para su mascota. Un cuello plano tradicional es la prenda de cuello más fácil y conveniente para Fido. Los collares son fáciles de poner y quitar y son ideales para perros que ya han sido entrenados para caminar codo con codo con sus dueños. Sin embargo, los collares son menos útiles para el entrenamiento, y tirar puede aumentar la probabilidad de lesiones en el cuello y crear presión ocular, lo que puede ser especialmente problemático en razas como los pugs. Un collar tradicional puede resbalar sobre las cabezas de algunas razas como los galgos y los látigos, pero los collares Martingale evitan este problema usando dos lazos unidos – uno alrededor del cuello del perro y el otro unido a la correa. Cuando el perro tira, el lazo más grande se aprieta lo suficiente para evitar que se deslice el collar, pero no lo suficiente para ahogarlo. Muchos entrenadores recomiendan este tipo de collar sobre los collares de cadena de estrangulamiento, pero aún así sugieren que sólo se use cuando usted está supervisando activamente a su mascota. Además de los collares y arneses tradicionales, existen varios diseños especializados para las necesidades específicas de las mascotas. Un collar deslizante es una gran herramienta para corregir el mal comportamiento, por ejemplo, porque permite a los propietarios dar un tirón rápido a un lado, tirando a un perro un poco fuera de balance y llamando su atención de nuevo a su humano. Un collar de plomo en la mochila ayuda a mantener el collar en la parte superior del cuello del perro, donde es más sensible, y es ideal para los perros que no responden a un collar deslizante tradicional. Los cabezales incorporan un trozo de nylon que rodea el hocico del perro, lo que le impide mantener la nariz en el suelo y facilita a su dueño mantener su atención. Cualquiera que sea el tipo de equipo que elija, la seguridad de su perro siempre debe ser la principal prioridad. Algunos expertos aconsejan quitarle el collar a su perro cuando usted no está cerca o invertir en un collar de separación para reducir los riesgos de asfixia. Si su mascota tiene algún problema de salud o tiene alguna inquietud, consulte a su veterinario para que le aconseje sobre la elección del mejor collar para su mascota.

Deja un comentario