Por qué no todos los gatos cazan ratones

No todos los gatos quieren cazar ratones. Contrariamente a la creencia popular, la caza es una habilidad aprendida. Cada dueño de gato ha visto a su mascota acechar y atacar a su juguete favorito, pero no todos los felinos domesticados realmente cazan y matan a sus presas. Resulta que la caza es un comportamiento aprendido y nuestros compañeros deben observar a otros gatos para perfeccionar la habilidad. Todos los animales nacen con comportamientos instintivos que les ayudan a sobrevivir. Un gatito no necesita mirar a otro gato para saber cómo amamantar, por ejemplo, pero sí observa gatos adultos para aprender otras habilidades de la vida. A diferencia de las acciones instintivas, estas conductas aprendidas requieren tiempo y experiencia para dominarlas a través del ensayo, el error y la observación. Los investigadores se preguntaron durante mucho tiempo si los gatos cazaban instintivamente o si aprendían a acechar y matar a sus presas observando a sus madres hasta que un científico del siglo XIX intentó responder a la pregunta. En su experimento de una década, el profesor Kuo Zing Yang crió varios gatitos solitarios sin la influencia de sus madres al mismo tiempo que cuidaba de familias de felinos. Encontró que más gatitos criados por madres cazadoras crecieron para ser cazadores, mientras que los gatitos criados por humanos o madres que no cazaban eran más propensos a ignorar a sus presas que a perseguirlas. Aunque su estudio proporcionó pruebas de que los gatos jóvenes aprenden a cazar de sus madres, los hallazgos del profesor no significan que los gatos nazcan completamente sin instintos de caza. Los gatos domésticos no tienen necesidad de rastrear a sus presas para obtener alimento, pero un felino juguetón sigue persiguiendo un trozo de cuerda, un ratón de hierba gatera u otro juguete. Nuestras mascotas nacen con el instinto de seguir el movimiento, pero deben perfeccionar sus habilidades para convertirse en cazadores ingeniosos. Sin una madre gata que traiga presas a casa y enseñe a sus gatitos a cazar y consumirlas con el ejemplo, muchos gatos simplemente conservan sus instintos de persecución sin el deseo de acechar y matar. Usted puede aprovechar el instinto de su mascota para seguir el movimiento involucrándolo en el juego con una caña de pescar, pelotas o fajos de papel que ruedan por el suelo, animales de peluche, un puntero láser u otros juguetes. Busque modelos que despierten el interés de su mascota en la búsqueda, el acecho y la persecución para ayudar a mantener a su mascota en forma tanto mental como físicamente. Cambie los juguetes regularmente para mantener el interés de las cosas-y recuerde nunca usar su mano como juguete, ya que esto puede llevar a malos hábitos.

Deja un comentario