Pérdida de equilibrio en los gatos

¿Ha notado que su gato se mueve hacia un lado, inclinando la cabeza u otros síntomas similares? Pueden padecer ataxia, una disfunción sensorial que afecta a la coordinación de las extremidades, la cabeza o el tronco. Generalmente, cuando el cerebro y la médula espinal de su gato están comprometidos, esto impide su capacidad de comunicarse con el resto del sistema nervioso del cuerpo, lo que es lo que causará muchos casos de ataxia y pérdida de equilibrio. Aunque los gatos son criaturas típicamente elegantes y elegantes, no están exentos de problemas de equilibrio. Si nota uno o dos casos en los que su gato está siendo un poco torpe, probablemente no sea más que eso. Pero si está comenzando a ocurrir de manera bastante regular, entonces puede ser algo más serio. Existen tres tipos diferentes de ataxia que afectan al sistema nervioso de varias maneras: sensorial, vestibular y cerebelosa. Ataxia sensorial Esto es cuando la médula espinal se comprime lentamente. Un gato con este tipo de ataxia a menudo pierde los pies y experimenta debilidad progresiva. Ataxia vestibular Esto es cuando los nervios que llevan la información desde el oído interno hasta el cerebro se dañan. Algunos signos que indican que esto puede ser lo que su gato está experimentando son: cambios en la cabeza y el cuello, problemas de audición, caídas o volteos, cambios en los movimientos oculares, debilidad en las piernas y somnolencia. Ataxia cerebelosa Esto es cuando las habilidades motoras y la actividad de su gato se ven afectadas. Notará que las extremidades, la cabeza y el cuello están descoordinados. También pueden estar caminando de manera extraña, teniendo temblores en el cuerpo o la cabeza y el cuerpo balanceándose. Síntomas Hay varios síntomas que podrían indicar que su gato tiene ataxia, muchos de los cuales se enumeran más arriba, pero recapitulemos aquí:

  • Falta de apetito
  • Náuseas
  • Debilidad de las extremidades (puede afectar una o todas las extremidades, o sólo las extremidades de un lado del cuerpo)
  • Tropezar o balancearse
  • Somnolencia excesiva
  • Cambios en el comportamiento
  • Inclinación del cabezal hacia un lado
  • No responde a ser llamado
  • Movimientos anormales del ojo

Causas Existe una gran variedad de condiciones que podrían ser la causa de la ataxia de su gato:

  • Quistes
  • Peritonitis infecciosa felina (FIP)
  • Enfermedades inflamatorias
  • Infecciones del oído medio u hongos
  • Cáncer
  • Degeneración de la médula espinal y los nervios
  • Malformación de la médula espinal
  • Anemia
  • Potasio bajo
  • Nivel bajo de azúcar en la sangre
  • Quiste espinal
  • Obstrucción de los vasos sanguíneos (coágulo de sangre)
  • Encefalitis – inflamación aguda del cerebro
  • Infecciones de oído
  • Ácaros del oído
  • Trastornos neurológicos

Otras causas de pérdida de equilibrio son la artritis, la senilidad y la enfermedad de Alzheimer. En otros casos, los medicamentos utilizados para tratar otras afecciones pueden causar una pérdida de equilibrio. Y a veces, es la edad avanzada lo que hace que su gato no esté tan coordinado como antes. Tratamiento Lo que es importante tener en cuenta es que muchas de las condiciones anteriores son degenerativas, así que si sospecha que algo está pasando, no se quede para ver si empeora: lleve a su gato al veterinario lo antes posible. Su veterinario necesitará conocer todos los detalles sobre la salud de su gato y los síntomas que experimenta. Lo más probable es que se tomen análisis de sangre y muestras de orina para tratar de hacer un diagnóstico inicial. También se requerirán imágenes médicas, incluyendo rayos X y ultrasonidos, para ver la ubicación exacta de cualquier enfermedad y para evaluar su progresión.

Deja un comentario