Introducir un tercer perro en su casa? Siga estos seis consejos para el éxito!

La introducción de una nueva mascota en su familia es siempre un paso que debe ser cuidadosamente considerado. Una nueva mascota puede ciertamente mejorar su hogar, pero también puede causar estragos. Las posibles situaciones difíciles se pueden evitar teniendo en cuenta los siguientes consejos. Recuerde, una casa de varios perros puede ser una casa encantadora, pero asegúrese de tomarse su tiempo y considerar lo siguiente antes de invitar a un nuevo perro a su casa. 1. Investigar la raza Algunas razas de perros son conocidas por su capacidad de mezclarse fácilmente con otras razas. Por supuesto, no hay garantía de que uno o dos perros se lleven bien con un tercero. Sin embargo, al elegir razas que sean conocidas por su comportamiento tranquilo, usted puede evitar la agresión entre los perros y, en el mejor de los casos, disfrutar de un hogar más tranquilo. 2. Considere el gasto Si usted tiene dos perros, ya sabrá que los costos de cuidado veterinario, comida y aseo son el doble del precio. Tres perros aumentarán sus costos considerablemente. Si usted puede permitirse una boca extra para alimentar, entonces probablemente no le importará el gasto adicional cuando cuide a un perro tercero – sin embargo, recuerde que algunas razas pueden ser más caras que otras por una variedad de razones, desde el cuidado de la salud, la alimentación y el aseo personal. 3. Introducciones positivas Cuando traigas un perro nuevo a casa, querrás hacer todo lo posible para ocultar cualquier emoción temerosa o preocupada que puedas tener, ya que los perros son capaces de captar estas emociones negativas. Recuerde que debe mantenerse al mando de la situación, pero puede esperar que los perros se olfateen unos a otros e investiguen. También querrá asegurarse de que todas las presentaciones sean positivas. Si usted está preocupado por sus perros y su raza en particular, considere la posibilidad de invitar a un entrenador para que lo entrene durante el encuentro. 4. Permanezca presente Durante un período inicial de tiempo, es posible que no desee dejar a los perros solos juntos. Supervise sus reuniones en la casa y trate de darles tiempo para que se conozcan. No necesita intervenir a menos que uno de los perros empiece a mostrar signos de agresión. Una vez que se sienta cómodo de que no se peleen, puede dejarlos juntos en el patio para ver cómo progresan las cosas. 5. Tazones y estaciones de comida separados Los horarios de las comidas pueden ser complicados, especialmente si uno de los perros es agresivo y decide que su porción de comida no es suficiente. Al alimentar a los perros por separado y con sus propios cuencos, puede asegurarse de que reciban la nutrición que necesitan y, con suerte, evitar cualquier conflicto entre los perros. 6. Sea justo Es importante ser justo con los perros, especialmente cuando se trata de llamar su atención. Asegúrese de pasar tiempo interactuando con cada perro para que todos se sientan seguros en sus afectos. Además, asegúrese de que cada perro tenga sus propios dulces y juguetes. Si bien es posible que terminen compartiendo, siempre es una buena idea asegurarse de que cada uno tenga algo con lo que jugar o roer para evitar cualquier problema. Pasar de dos perros a tres es una experiencia emocionante ya que puede traer gran alegría a su hogar. Siguiendo los consejos anteriores, y ejercitando cuidado y atención, ¡la introducción de un tercer perro será todo un éxito! Nos encantaría conocer sus experiencias cuando haya introducido un tercer (o más) perro en su casa!

Deja un comentario