Cuidado de mascotas al final de la vida

Nunca es fácil perder una mascota, pero los dueños de perros y gatos pueden sentirse aliviados sabiendo que pueden facilitar las transiciones de sus mascotas. Hacer frente a la pérdida de una mascota es una de las experiencias más difíciles que cualquier dueño de perro o gato puede enfrentar. Ya sea que sea una mascota mayor en sus años dorados o que le hayan diagnosticado una enfermedad terminal, su acompañante se beneficiará de la mejor atención al final de la vida que usted pueda proporcionarle. Al aliviar su dolor, incomodidad o angustia, usted puede proporcionarle a su mascota una mejor calidad de vida durante esta difícil etapa. Una de las primeras y más importantes cosas que usted puede hacer cuando la salud de su perro o gato está decayendo es controlar su dolor. Mientras que las personas muestran signos externos de angustia, nuestras mascotas son mucho más sutiles en sus expresiones de incomodidad. Esté atento a síntomas como jadeo o falta de aliento, aislamiento social, renuencia a moverse y pérdida de apetito como signos de que su mascota se siente mal. Una vez que reconozca que tiene dolor, debe llevar a su compañero al veterinario para diagnosticar y tratar cualquier problema de salud. Esto es especialmente importante ya que una enfermedad no tratada puede conducir a una disminución innecesaria o rápida de la salud de su perro o gato. Después de buscar la guía de su veterinario, usted puede trabajar para minimizar cualquier incomodidad o estrés emocional que su mascota esté experimentando. Rodéelo con objetos reconfortantes, como sus juguetes favoritos y una manta caliente. Debido a que las mascotas enfermas a menudo experimentan movilidad limitada, proporcione a su perro o gato mucha ropa de cama suave. Si tiene dificultades para moverse, ayude a su mascota a ir al baño con regularidad y limpie cualquier desorden tan pronto como lo note. Las mascotas que experimentan síntomas específicos también pueden ser ayudadas de otras maneras, como por ejemplo proporcionando un humidificador a los animales que experimentan problemas respiratorios. En algunos casos, su acompañante puede experimentar un sufrimiento innecesario y prolongado al final de la vida. En estos casos, usted debe trabajar con su veterinario para determinar cuándo la eutanasia es la mejor opción. Aunque nunca es una decisión fácil, dormir a su mascota con la ayuda de su veterinario puede proporcionar un final suave y sin dolor para los animales que de otro modo experimentarían un sufrimiento innecesario. Con su ayuda para contar las actividades diarias de su mascota, su veterinario le puede dar consejos sobre cuándo la angustia y el dolor de su mascota superan su capacidad para disfrutar de la vida. Aunque nunca es fácil perder una mascota, usted puede proporcionar una comodidad inestimable a su acompañante a través de la atención al final de la vida. Desde tratar enfermedades siguiendo los consejos y medicamentos dados por su veterinario hasta rodearlo con sus personas y cosas favoritas, usted puede mejorar la calidad de vida de su mascota durante esta difícil etapa, la cual también debe proporcionarle un poco de consuelo a usted.

Deja un comentario