¿Cuál es la forma más segura de viajar con mi perro?

Ser padre de una mascota no significa que tengas que dejar atrás a Fido en los viajes. Con estos consejos, usted puede llevar a su perro en su próxima aventura. Muchos padres de perros llevan a su compañero canino a todas partes, lo que puede significar largos viajes en el coche. Sin embargo, ya sea que se trate de una semana en la playa o de una excursión al parque, la seguridad de su mascota es una de las principales preocupaciones. Estos son algunos consejos para proteger a Fido en el coche: – Evite asientos inseguros: Cuando viaje con su amigo de cuatro patas, es crucial saber qué asientos son inseguros para las mascotas. Evite el asiento del pasajero delantero, que puede causar lesiones en caso de que se desplieguen las bolsas de aire durante un choque. Conducir con perros pequeños en su regazo también es un no-go, ya que esto puede llevar a una conducción distraída y bloquear su visión de la carretera. – Considere la posibilidad de embalar: Una opción segura para viajar con Fido es llevarlo en una caja. Coloque la caja en el piso del asiento trasero o en un lugar abierto de almacenamiento o área del maletero, pero no la deje en el asiento trasero, que puede ser inestable. Las cajas se pueden amarrar con correas para mejorar la estabilidad mientras está en la carretera. – Invierta en un cinturón de seguridad para perros: Los cinturones de seguridad para mascotas son otra opción cuando viaja con su perro. Estos son esencialmente arneses de cuerpo entero con un lazo que se conecta a los cinturones de seguridad de su coche, ayudando a sujetar a su perro en caso de un accidente. Sin embargo, no todos los cinturones de seguridad para perros son iguales, así que asegúrese de buscar un modelo con una correa gruesa y acolchada que pueda distribuir la fuerza a través del pecho y la espalda de su mascota, minimizando el impacto en su cuello y evitando que vuele hacia adelante en caso de un choque. Las correas deben ser cortas y estar sujetas a la espalda de su perro, en lugar de a su cuello, y permitirle que se siente cómodamente durante el viaje. Estos funcionan bien para perros más grandes, mientras que los asientos de coche para perros, que son esencialmente camas aseguradas, pueden servir un propósito similar para mascotas pequeñas y medianas. – Empaque correctamente: Cuando haga viajes largos con su perro, esté preparado. Empaque mucha agua para el viaje y suficiente comida regular de Fido para todo el viaje. Ayude a su compañero a sentirse cómodo empacando también algunos de sus juguetes favoritos. Tome descansos frecuentes para ir al baño y, si su mascota es propensa a marearse, considere la posibilidad de invertir en una caja, que puede ayudar a aliviar el mareo durante el viaje. Tener un perro no significa que tengas que dejar de hacer viajes. Por el contrario, con la preparación adecuada, su perro puede participar en muchos de sus viajes por carretera, mejorando el vínculo que usted comparte y mejorando su calidad de vida.

Deja un comentario