Cómo ayudar a un gato a tomar su nebulizador

El asma no es una enfermedad limitada a los humanos, incluso su gato sufre de esta enfermedad crónica. Si su gato es asmático o ha sido diagnosticado recientemente como tal, conseguir que tome su medicación puede ser una prueba difícil pero necesaria. El asma es la acumulación de exceso de mucosidad e inflamación de las vías respiratorias. Los espasmos musculares constriñen las vías respiratorias, lo que también contribuye a la dificultad respiratoria. Si su gato es diagnosticado con asma por un veterinario, se le pueden recetar medicamentos como corticosteroides o broncodilatadores. Incluso puede optar por combinar la medicina tradicional con terapias holísticas complementarias. Sin embargo, si su gato tiene asma grave, es muy probable que tenga que usar un nebulizador. Un nebulizador es un dispositivo que administra un medicamento en forma de niebla aerosolizada que luego se inhala en los pulmones, proporcionando alivio. Los nebulizadores se utilizan no sólo para tratar el asma, sino también otras afecciones respiratorias como la neumonía y la bronquitis, donde se administran antibióticos y otros medicamentos. Los nebulizadores son la forma más eficaz de aliviar rápidamente las vías respiratorias estrechas. Los nebulizadores generalmente vienen en dos formas: una versión de sobremesa o portátil. Los nebulizadores de sobremesa deben conectarse a una toma de corriente y son bastante grandes y voluminosos, pero son menos costosos que las versiones portátiles. Un nebulizador portátil requiere baterías y es portátil. Son populares porque usted puede tenerlos con usted en todo momento, lo cual es tranquilizador en caso de emergencia. La personalidad de su gato determinará la mejor manera de darle su nebulizador: Si tienes un gato nervioso… Si su gato es un gato realmente asustadizo, entonces una buena idea es ponerlo en una jaula o caja junto con el nebulizador y colocar una toalla sobre él para crear una cámara. También puedes hacer lo mismo colocando a tu gatito en una habitación pequeña, como la lavandería o el baño. Tenga en cuenta, sin embargo, que puede perder muchos medicamentos y, por lo tanto, dinero de esta manera, ya que no todos los medicamentos llegarán a los pulmones de su gato. Si tienes un gatito relajado… ¡Qué suerte tienes! Si su gato está más que contento con ser maltratado, entonces podrá probar estos métodos más efectivos:

  • Mantenga la boquilla del nebulizador cerca de la boca y la nariz de su mascota y podrá inhalar la mayor parte (pero no toda) de la medicina.
  • Con mucho, la forma más eficaz es comprar una máscara de nebulización pediátrica suave y colocarla sobre la boca y la nariz de su gato. De esta manera, todo el medicamento entra en los pulmones de su gato y le proporciona la mayor cantidad de beneficios y alivio.

Ten en cuenta que siempre debes hablar primero con tu veterinario para comprobar la cantidad de medicación que se debe administrar por dosis. Si generalmente tiene una pesadilla cada vez que intenta darle a su gato la medicación que tanto necesita, pruebe estos consejos y trucos para que la experiencia sea más tranquila y eficaz:

  • Mantenga la calma en todo momento: su gato se dará cuenta fácilmente de cualquier energía y tensión nerviosa y asociará rápidamente el hecho de tomar su nebulizador como una experiencia negativa.
  • Establezca una rutina regular para que su gato se acostumbre rápidamente a la idea de tomar su nebulizador. Trate de hacerlo a la misma hora del día o después de una actividad en particular.
  • Hable con calma a su mascota y sobre el nebulizador y dele un par de palmaditas tranquilizadoras en la cabeza.
  • Después de cada intento exitoso de tomar el nebulizador, recuerde recompensar a su mascota por el rápido desarrollo de asociaciones positivas.
  • Si usted está usando una máscara de nebulizador, podría poner un poco de comida dentro de ella para convencer a su mascota de que ponga su cara en ella (y proporcionarle una pequeña distracción).
  • Una vez que haya realizado el tratamiento, deje que su gato tenga algo de espacio para calmarse, ¡pero no olvide recompensarlo!

Deja un comentario