6 pasos que puede seguir para cuidar los dientes de su gato

Uno de los problemas más comunes que los veterinarios informan que ven en los gatos es la mala higiene dental. Como probablemente no tendrás muchas oportunidades de ver los dientes de tu gatito, puede ser fácil olvidar que necesitan cuidados, y muchos dueños de gatos pasan años sin ocuparse de la salud dental de sus mascotas. Desafortunadamente, muchos gatos luchan contra la caries dental y la enfermedad de las encías, y es posible que no siempre sepas si tu amigo felino es uno de ellos. Si no se tratan durante mucho tiempo, los problemas dentales pueden conducir a problemas de salud mucho más graves, incluyendo enfermedades cardíacas y cáncer. A continuación le presentamos seis pasos que puede seguir para cuidar los dientes de su gato y asegurarse de que no causen molestias ni otras complicaciones.

1. Huele – ¿Siempre has descartado el terrible aliento de Fluffy como algo inevitable? En realidad, los gatos no deberían tener mal aliento mientras sus dientes y encías estén sanos. Obviamente, no es probable que la boca de los gatitos huela bien todo el tiempo (especialmente después de comer), pero si has notado un olor extremadamente fuerte y persistente, entonces es hora de considerar una visita al veterinario.

2. Mire con atención: a medida que pasa tiempo con su gato, es probable que haya muchas oportunidades para mirar dentro de su boca. Trate de mirar bien la próxima vez que su gatito maúlle o bostece, y esté atento a los indicadores comunes de enfermedad dental o periodontal, incluyendo encías inflamadas, sangrado, dientes descoloridos o pus.

3. Cuidado con las pistas – Los gatos tienden a ser animales muy estoicos, y muchos de ellos no muestran signos obvios de dolor por problemas dentales. Es importante, por lo tanto, que seas un buen detective y que tengas cuidado con cualquier indicio de que tu gatito pueda estar teniendo problemas con su boca. Comer despacio o perder el apetito pueden ser signos de que su gato está sufriendo dolor. También puede que se meta las patas en la boca con frecuencia o que tenga problemas con el babeo excesivo.

4. Cepillarse los dientes con regularidad – La forma más sencilla de prevenir problemas dentales para su gato es cepillarse los dientes con regularidad. Puede que tenga dudas sobre cómo reaccionará su gato ante los cepillados en casa, pero es mucho más probable que tenga éxito si le facilita la idea a su mascota. Empieza tocando los dientes y las encías de Kitty con un dedo o una gasa mojada en caldo de pollo o jugo de atún. A continuación, deje que su gato lama algunas golosinas del cepillo de dientes antes de cambiar a pasta dental para gatos con un sabor tentador. Por último, puede intentar cepillarse suavemente, prestando la máxima atención a los caninos y molares de su gato. Si usted repite esta rutina semanalmente, debería ver una disminución notable en la acumulación de sarro en poco tiempo.

5. Alimentos secos y tratamientos dentales – Mientras que los alimentos húmedos para gatos cubren los dientes del tigre con partículas que causan placa, los alimentos secos son lo suficientemente duros como para raspar parte del sarro si su gato los come con frecuencia. También puede encontrar masticables dentales dedicados en su tienda local de mascotas para ayudar a limpiar los dientes de su gatito sin demasiado esfuerzo de su parte.

6. Limpiezas regulares – De la misma manera que se supone que las personas deben hacer visitas de rutina al dentista, ocasionalmente debe hacer que el veterinario le haga a su gatito una limpieza dental más completa. Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general y normalmente incluyen la eliminación de la placa, la descamación y el tratamiento con flúor. La mayoría de los gatos sólo necesitan limpiezas profesionales unas cuantas veces en su vida, pero deberías preguntarle a tu veterinario qué recomienda.

Poner un poco de esfuerzo extra en el cuidado de los dientes de tu gatito puede parecer una gran prueba, pero te sorprenderá lo mucho que puede ayudar. Le debes a tu gato hacer todo lo que puedas para ser un buen dueño, y mantener la salud bucal de Fluffy es sólo una parte del compromiso que asumes cuando adoptas a un amigo felino.

Deja un comentario