5 razones por las que su gato no deja de llorar

Si su gato empieza a llorar todo el tiempo, su primera respuesta puede ser la angustia y la preocupación. Sin embargo, muchos propietarios se molestan cuando no hay una causa aparente para el llanto constante. Dado que puede haber graves problemas médicos subyacentes cuando un gato llora, es vital investigar el asunto adecuadamente. Los siguientes consejos le ayudarán a lidiar con la amplia gama de razones por las que un gato puede llegar a ser excesivamente vocal. 1. Cuestiones de salud Antes de considerar las causas psicológicas, es inteligente visitar al veterinario para que su gato pueda recibir un chequeo completo. Si usted tiene un gato de edad avanzada, una glándula tiroides hiperactiva puede ser la razón del aumento de la vocalización, y esto se puede tratar con un cuidadoso equilibrio de medicamentos. La enfermedad renal también es una causa común en gatos mayores, aunque puede afectar a mascotas de cualquier edad. Retrasar la progresión de la enfermedad renal requiere un control cuidadoso y cambios en la dieta. En principio, cualquier enfermedad que pueda llevar a su mascota a sentir hambre, confusión, sed o dolor puede causar un llanto constante, por lo que es probable que se requiera un examen físico completo y una amplia gama de análisis de sangre. 2. Soledad Si se han descartado problemas físicos, es hora de empezar a examinar la salud mental de su gato. Los gatos sociables pueden estar llorando por atención, especialmente cuando la casa está tranquila por la noche. Lamentablemente, muchos gatos que están acostumbrados a tener otros compañeros felinos pueden volverse especialmente vocales cuando su amigo fallece, ya que sienten que algo ha cambiado. Si quiere disuadir a su gato de llorar, puede sentar un precedente de que sólo preste atención a las mascotas durante los períodos de tranquilidad. Sin embargo, es importante equilibrar esta idea con el cuidado adecuado; nunca debe descuidar las necesidades emocionales de su gato, y debe dedicar tiempo a darle afecto y a jugar todos los días. 3. Buscando comida Si su gato tiene una voz constante cuando entra en la cocina o cuando ya casi es hora de comer, es posible que pueda reducir este llanto si le proporciona la comida cuando el gato está tranquilo. Si usted da golosinas, también podría considerar dejar de practicar esta práctica hasta que el interés de su gato por la comida deje de dar lugar a un maullido constante. Una vez más, una elevación de los niveles de hambre debe ser investigada por un veterinario, ya que comer sin sentirse lleno es una señal de advertencia de ciertos problemas de salud. 4. Aburrimiento Algunos gatos lloran porque no se sienten estimulados adecuadamente, así que piense si está proporcionando suficientes actividades divertidas para su mascota. Debe haber lugares desde los que su gato pueda ver el mundo exterior y un montón de juguetes estándar, pero los gatos más inteligentes también pueden disfrutar del reto de los juguetes basados en rompecabezas. 5. Estrés Por último, piense si hay algún cambio importante que pueda estar estresando a su mascota, ya que existe una relación entre el estrés y el llanto. Ejemplos comunes incluyen un nuevo hogar, un nuevo bebé o un conflicto en el hogar. Usted puede hacer las cosas más fáciles ofreciendo afecto extra y demostrando un comportamiento relajante.

Deja un comentario